TODO SOBRE PUERTAS

En este artículo los cerrajeros Leganes precios hablaran sobre los diferentes tipos de puertas que podemos encontrar en el mercado. Aunque elegir una puerta para nuestra casa puede convertirse en una pesadilla, con los conocimientos básicos y la ayuda de un profesional de https://www.cerrajerosbenidorm.es podemos hacer una buena elección que se adapte a todas nuestras necesidades y que nos aporte la seguridad que tanto necesitamos.

 

TIPOS DE PUERTAS

En términos generales tenemos a nuestra disposición 4 tipos de puertas que vamos a clasificar según su nivel de seguridad: Las huecas, las blindadas, las acorazadas y las de seguridad.

Dicho esto pasemos a ver las características de cada tipo:

  • Las huecas: Estas serian las puertas tradicionales que podemos encontrar en muchos hogares. Es quizás la menos segura del mercado actual, debido a las recientes novedades y a que es el tipo de puerta más común por lo que los ladrones están ya familiarizados con ella. Al ser hueca por dentro permite la instalación de pestillos con 4 agarres que le añaden seguridad.

 

  • Las blindadas: Al ser más fuertes, están hechas con dos planchas de acero, se consideran más seguras que las primeras, aunque eso supone que también son más caras. Es de destacar que el marco de madera que llevan puede ser forzado con el sistema de la palanca, así que hay que ajustarlas mucho al instalarlas. Se recomienda acompañar a esta puerta de una cerradura reforzada con escudo protector para aumentar su eficacia.

 

 

  • Las acorazadas: Aun más seguras que las blindadas, ya que están completamente fabricadas en acero, marco incluido, por lo que no permite que sea forzada por ninguna palanca. Por supuesto su precio aumenta con diferencia. Si incluimos una cerradura de seguridad los ladrones tendrán que calentarse mucho la cabeza para abrir esta puerta tan resistente.

 

  • Las de seguridad: Las más seguras del mercado, no son infalibles pero se acercan bastante. Sin duda la mejor opción, con todos los elementos de las puertas acorazadas pero, con un sistema de cierre que se resiste mucho a ser manipulado. Evidentemente también son las más caras del mercado.

 

MI PUERTA ES HUECA, ¿DEBERIA CAMBIARLA POR OTRA MÁS SEGURA?

Normalmente antes de arriesgarse con un robo los ladrones proceden a investigar la casa elegida. Intentan averiguar los sistemas de seguridad, los horarios de la gente que viva allí, los posibles objetos de valor etc. De este modo se evitan correr un riesgo innecesario. Si los ladrones se deciden a entrar, ya sabrán que tipo de puerta tienes y llevaran con ellos le material necesario para poder abrirla. Si tienes una puerta hueca, en principio incluso los ladrones menos expertos podrían entrar fácilmente porque están muy familiarizados con este tipo de puertas e incluso puede que los atraiga al ver un punto de entrada fácil.

Sería recomendable que lo hicieras, pero si no quieres o no puedes cambiar tu puerta por ahora, hay otras medidas que puedes tomar para aumentar la seguridad de tu hogar de forma considerable.

Sigue leyendo para recoger algunas ideas.

 

 

SEGURIDAD EXTRA PARA TU PUERTA

Aunque instalar más de una cerradura en la misma puerta es un sistema tradicional de aumentar la imbatibilidad de nuestra puerta, así como cerrojos o pequeñas cadenas. Esto, retrasa al ladrón, pero no es siempre la mejor opción en cuanto a seguridad, ya que si en ladrón ha podido abrir la cerradura principal, sin duda podrá con la extra. Pero tenemos otras opciones, un poco más inesperadas.

Una de las últimas novedades del mercado son las cerraduras invisibles. Puede que aun no hayas oído hablar de ellas ya que están empezando a usarse en las viviendas más innovadoras, y evidentemente para aumentar su eficacia es mucho mejor no comentar que las tienes instaladas.

Estas son unas cerraduras que no están a la vista, ni al alcance del ladrón, no podemos detectarlas por fuera, ni a simple vista. Así que son una increíble sorpresa para los visitantes indeseados que tras traspasar la primera cerradura tendrán que irse con las manos vacías al no poder acceder a la segunda.

Otra ventaja de este tipo de cerradura es que puede ser instalada en cualquier puerta, aumentando de forma sencilla y discreta la seguridad de tu casa.

Otra opción interesante son los cerrojos de seguridad con cadena, que una vez bloqueados desde el interior no pueden ser manipulados desde fuera. Muy recomendables en puertas huecas, porque permiten el mejor anclaje, lo que los hace muy resistentes.

 

LA MEJOR CERRADURA

Otro elemento de seguridad muy importante a tener en cuenta es la cerradura. Esta puede aumentar la seguridad de tu puerta en un 50% y es la clave definitiva que mantiene tu casa segura. Así que préstale la atención debida y dedícale tiempo a la elección de una buena cerradura.

Es mucho más determinante el tipo de cerradura que pongas que la puerta en sí. Ya que una puerta acorazada o blindada con una cerradura básica no te ofrece más protección.

Consulta con tu cerrajero y asegúrate de que tu cerradura sea antibumping, que incluya un sistema anti-palanca y anti-taladro, además de anti-ganzúa y de bombín fijo no extraíble. También puedes añadirle escudos de seguridad y otros elementos.

 

¿EXISTE UNA COMBINACIÓN PUERTA-CERRADURA QUE SEA COMPLETANMENTE SEGURA?

Tristemente hemos de decir que no. Al igual que las empresas de cerrajería trabajan innovando en sus sistemas e intenten aumentar la seguridad de sus productos. Los ladrones se informan sobre estas novedades y actualizan sus sistemas de robo.

Así que no existe la puerta 100% segura, ni seguramente existirá nunca. Con tiempo, recursos y conocimientos los ladrones bien preparados pueden forzar cualquier cerradura.

Pero por suerte estos son una excepción y es poco probable que intenten robos en casas comunes, ya que las bandas organizadas buscan premios más grandes.